Carta a la Ministra de Economía y Empresa, y a los gobernadores del BEI


Barcelona, 18 de junio de 2018 : Principales demandas para el BEI


Artículo en La Información: El Castor empaña el 60 cumpleaños del BEI tras garantizar y financiar el proyecto.





Estimados Gobernadores del BEI y Ministra de Economía Nadia Calviño:

El BEI está cumpliendo 60 años, una edad venerable.

Como prestamista público para inversiones públicas y privadas, el Banco de la Unión Europea (UE) ha desempeñado históricamente un papel fundamental en el fortalecimiento de la cohesión de la UE, que es un objetivo que beneficia en última instancia a los ciudadanos europeos. Durante la última década, el Banco ha sido llamado para desempeñar un papel macroeconómico en expansión en la UE, respaldado por diversos aumentos de capital y acceso a un fondo de garantía a través del Plan de Inversiones para Europa. También se ha pedido al BEI que respalde cada vez más la acción exterior de la UE.

 Se vislumbran nuevos desafíos, especialmente en el contexto de las negociaciones sobre el próximo presupuesto de la UE y las próximas elecciones europeas. El 60 aniversario del BEI es una oportunidad para extraer lecciones del historial del Banco, pero también para mirar hacia el futuro y abordar los problemas estructurales relacionados tanto con su modelo de negocio como con sus prácticas.

Creemos que es hora de proceder a una reforma fundamental del BEI y reconsiderar su enfoque de inversión. Para maximizar el impacto positivo de las operaciones del Banco en desarrollo sostenible de la UE, parece necesaria una selección de inversión más rigurosa que priorice la calidad sobre la cantidad. Si bien las finanzas públicas de la UE serán clave para que la UE logre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, hacer negocios como hasta ahora ya no es una opción.

En vuestra calidad de Gobernadores del BEI y Ministros de Finanzas, tenéis la posibilidad de determinar los principios aplicables a las operaciones del banco y de iniciar un debate público en vuestros respectivos estados sobre las reformas estructurales del brazo financiero de la UE.

Basándonos en nuestra experiencia de una década en el seguimiento de las operaciones y políticas del BEI, presentamos a continuación 9 recomendaciones clave para llevar al banco a un camino sostenible y mejorar su contribución a la transformación de la economía y de la sociedad europea en bien del interés público:

1/ Convertir al BEI en un líder climático: Alinearse con el Acuerdo de París contribuirá al desarrollo sostenible mundial. En este contexto, apoyar los combustibles fósiles ya no está justificado. En cambio, la Acción Climática del Banco debe intensificar las inversiones en eficiencia energética y energías renovables a pequeña escala con un mayor impacto local y regional;

2/ Democratizar aún más el BEI: en un momento en que la confianza en las instituciones públicas, y en particular en la UE, está disminuyendo, es aún más importante abrir el BEI a las interacciones con los ciudadanos de Europa. Por lo tanto, deben intensificarse los esfuerzos para fortalecer la participación pública en la formulación de políticas del banco. Además, el banco necesita avanzar más en asegurar que las comunidades locales y las personas ciudadanas afectadas por sus operaciones sean consultadas de manera significativa y tengan acceso a mecanismos de reclamación efectivos e independientes;

La estructura de gobierno del BEI tiene 60 años y ha evolucionado poco desde su creación. Es hora de una verdadera revisión. El BEI debería traer más diálogo, transparencia y rendición de cuentas a sus órganos rectores. Incluso sin cambiar su Estatuto actual, se debería equipar mejor a la Junta Directiva -representantes de los estados miembros- para cumplir su misión de controlar a la junta administrativa del Banco sería un paso crucial hacia una toma de decisiones más informada, responsable y democrática;

3/ Reforzar el control externo sobre el BEI: un conjunto de instituciones de la UE está bien posicionado para garantizar que los valores y estándares de la UE sean igualmente respetados por el Banco de la UE. La Comisión Europea, el Parlamento Europeo, el Tribunal de Cuentas Europeo y la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude deberían obtener competencias más sólidas para supervisar e influir en las orientaciones estratégicas, las políticas y las operaciones del BEI, reforzando así su responsabilidad;

4/ Elevar el nivel de transparencia: el BEI necesita aumentar su transparencia tanto en sus órganos de gobierno como a nivel del proyecto. En lugar de esconderse sistemáticamente detrás de la confidencialidad comercial, el Banco debería permitir que el interés público prevalezca. Se debe prestar especial atención a aumentar la transparencia de las operaciones del BEI a través de intermediarios financieros (principalmente bancos comerciales y fondos de inversión);

5/ Limpiar las actuaciones del BEI en relación a paraísos fiscales: a la luz de los recientes escándalos fiscales, adoptar una política fiscal responsable que asegure que el BEI no financie clientes implicados en programas de evasión y elusión fiscal colocaría al Banco en una posición de liderazgo entre los financieros públicos;

6/ Priorizar los Derechos Humanos: la protección y promoción de los Derechos Humanos debe convertirse en una prioridad para el BEI. El banco debe reforzar su obligada diligencia a nivel de proyecto para garantizar que los proyectos que respalda respetan los valores centrales de la acción exterior de la UE y no profundicen las violaciones de los Derechos Humanos;

7/ Las inversiones públicas no deberían reforzar la "Fortaleza Europa": las recientes medidas para impulsar al BEI a ser más activo en los campos de defensa y seguridad, así como en la gestión de la migración y el control fronterizo, no están en línea con las misiones primarias del BEI y deberían no ser parte del mandato de un prestamista social y ambientalmente responsable;

8/ Reforzar la debida diligencia y el control de las inversiones: ya es hora de que el BEI implemente en serio su autoproclamada "política de tolerancia cero frente al fraude y la corrupción". Una serie de inversiones en proyectos bajo investigación de corrupción arroja dudas sobre las prácticas del Banco en este sentido. El reciente ‘Dieselgate’ muestra que el BEI necesita mejorar su monitoreo y diligencia para todos los proyectos que respalda, especialmente cuando se concede apoyo público al sector privado;

9/ Cesar la financiación desastrosa de las Alianzas Público Privadas (APPs): El papel del BEI va más allá de garantizar la rentabilidad financiera para el Banco. Es responsable de garantizar que los proyectos beneficien a los ciudadanos europeos y a los Estados miembros, también en términos económicos. El BEI ha apoyado varios proyectos que resultaron ser fiascos financieros para las deudas nacionales y también para los ciudadanos, desde el proyecto Castor -entre otros- en el Estado español (que se encuentra en los tribunales por posibles delitos de prevaricación, fraude a la administración pública y malversación de caudales públicos con el #CasoCastor) hasta varios proyectos en Irlanda o Grecia, identificados por el Tribunal de Cuentas Europeo. El interés público debería prevalecer en todos los instrumentos financieros gestionados por el BEI.

Esperamos que tengan en cuenta estas demandas y actúen en consecuencia en su calidad de Gobernador del BEI y Ministro de Finanzas,

En este sentido, puede contar con la vigilancia y el apoyo de la sociedad civil,

Sinceramente,

Counter Balance

-----

Counter Balance - Desafiando a los bancos de inversión pública es una coalición europea de ONGs para el desarrollo y el medio ambiente con una amplia experiencia trabajando en finanzas para el desarrollo e instituciones financieras internacionales. Nuestra misión es hacer de las finanzas públicas europeas un motor clave de la transición hacia sociedades social y ambientalmente sostenibles y equitativas.

Nuestros miembros incluyen: * BothEnds (Países Bajos)  * Bretton Woods Project (Reino Unido)
* CEE Bankwatch Network (Europa Central y del Este)  * Corner House (Reino Unido)
* Les Amis de la Terre (Francia)  * ODG (Estado español)  * Platform (Reino Unido)  * Re:Common (Italia)
* urgewald (Alemania)

 

Temàtiques: 

  • Deuda